Las adicciones: ¿naturaleza o crianza?

Las adicciones: ¿naturaleza o crianza?
Foto: Zsuzsanna Kilian

Por Jennifer Fernández

Aunque no entendemos completamente el origen de las adicciones, hay un conjunto importante de teorías que tratan de explicarlo, partiendo de diferentes marcos teóricos. El más popular es el modelo de la “enfermedad”. Allí se explica que la adicción tiene un origen biológico, que causa cambios en el cerebro. Este modelo también es responsable del factor hereditario que posee la adicción, también llamado predisposición genética. Los estudios en gemelos que han sido separados al nacer demuestran que ambos pueden ser propensos a desarrollar adicciones, a pesar de crecer en diferentes ambientes.

Otro abordaje común es referirse a las adicciones como “secuestradores” del centro de recompensa del cerebro. Estudios, a partir de neuroimagenes, muestran que el abuso de drogas o conductas compulsivas “secuestran” el sistema de recompensa y puede conducir a cambios en el cerebro que hacen que sea difícil experimentar el placer como uno lo hacía anteriormente.

 

 

También tenemos la hipótesis de la automedicación. En ella se postula que las personas utilizan medicamentos para ayudar a lidiar con dolores físicos y / o emocionales. Esto ayuda a explicar por qué las personas recurren a las drogas específicas o comportamientos compulsivos para ayudarles a lidiar con cosas como la depresión, el dolor, tanto sea crónico como “regular”, o el trauma.

Pero la mejor manera de explicar una adicción es a partir de reconocerla como un fenómeno biopsicosocial. Sabemos que las adicciones tiene un componente biológico, el cual genera cambios temporales y permanentes tanto en el cerebro como en el cuerpo. También sabemos que hay un componente psicológico: la incapacidad para hacer frente a emociones perturbadoras- El componente social de la adicción está relacionado con la cultura de pares, ya que influyen en lo que se utiliza, cómo se usa -o cómo no-  para hacer frente a nuestras emociones.

En la pregunta acerca de “naturaleza vs. crianza”, la respuesta correcta debería ser “naturaleza y crianza”, involucrando lo innato y lo adquirido. El uso de drogas nos afecta biológicamente, e inclusive nosotros podríamos estar genéticamente predispuestos a dichos efectos. En adición a eso, nuestros padres, amigos, parejas o la sociedad en general, pueden haber modelado comportamientos adictivos o la incapacidad para hacer frente a determinadas emociones y/o situaciones de una manera saludable.

_______________

Fuente: Smithstein, S. (s. f.). How Does Addiction Happen? por Jennifer Fernandez, PhD. Psychology Today. Recuperado 20 de diciembre de 2013, a partir de http://www.psychologytoday.com/blog/what-the-wild-things-are/201312/how-does-addiction-happen

Jennifer Fernández

Jennifer Fernández

Licenciada en Psicología Clínica, especializada en evaluación y tratamiento de adicciones, incluyendo comportamientos sexuales compulsivos y robo con diagnóstico dual en jovenes y adolescentes. Se encuentra particularmente interesada en la relación entre apego y adicción, trabaja desde la Psicodinámica, lo cognitivo-comportamental, y modalidades interpersonales dentro de una filosofía de reducción de daños.
Jennifer Fernández

Latest posts by Jennifer Fernández (see all)

Comentarios

comentarios

3 Comments - Escribir un Comentario

  1. Los primeros dos párrafos tienen algunos errores, por ej, no es cierto que las investigaciones sobre gemelos monocigóticos den esos resultados, han dado, cómo todo lo experimental, resultados que demostrarían la prevalencia del factor genético, y han dado resultados que demostrarían lo contrario. es decir, si hubiera un solo resultado, todo lo que sigue en el artículo carecería de sentido. Las últimas investigaciones apuntan al vínculo primario madre e hijo. Podemos frustrar con seguridad?

    Responder
    1. Eduardo Velázquez

      Estimada Carolina, en primera instancia te agradezco por leernos, y agradezco por la puntuación que has realizado. Para nosotros es altamente valorable recibir todos estos aportes, y que los mismos lleguen al resto de los lectores para favorecer a la conformación de una imagen más “macro” en el tema. Por nuestra parte, veremos de hacerle llegar estas aclaraciones a la autora del mismo, y estas invitada a continuar aportando, sea por comentarios o a partir de una nota, que con gusto subiremos en Articulando.

      Responder
    2. Eduardo Velázquez

      Carolina, como estas? nos llegó una respuesta de Jennifer Fernández, la autora del artículo, en base a tu pregunta, la cual te copio a continuación. Saludos y las órdenes.

      Carolina, estás en lo correcto al decir que los estudios de gemelos no son concluyentes. Como has mencionado, algunos de ellos muestran de moderados a altos efectos, mientras que otros no muestran ninguno. Sin embargo, estos estudios nos ayudan a ver que la genética juega algún papel en las adicciones, pero no podemos tomarla como el cuadro completo. No he visto ningún de los estudios que mencionaste los cuales relacionan la adicción al vínculo madre-hijo, pero me intriga mucho y me encantaría poder aprender más sobre ello.

      Responder

Post Comment

*