Multidisciplina en la Educación Técnica Profesional

Multidisciplina en la Educación Técnica Profesional
Foto: Startupstockphotos

Por Andrea Coppola Zícari

¿Cómo has vivido el trabajo partir de tu ingreso en los Equipos Multidisciplinarios del CETP – UTU?

Ingresé a trabajar en el 2001, al año de que se conformaran los Equipos Multidisciplinarios (EM) en el sistema y ya el nombre sugería el trabajo con otros compañeros de otras disciplinas. En ese momento al igual que ahora, no estaban todos los centros educativos cubiertos con equipos técnicos, tanto en Montevideo como en el interior. El EM que conformamos en aquella época, fiel merecedor de su nombre, estaba integrado por una Maestra, dos Licenciados en Trabajo Social y una colega. Nos encontrábamos trabajando en la Escuela Técnica del Cerro en el Ciclo Básico Tecnológico, con adolescentes entre 12 y 15 años. Recuerdo que facilitó muchísimo la tarea, el logro del funcionamiento en equipo, haber ingresado todos en el mismo momento, en un lugar nuevo, con experiencias totalmente distintas y complementarias y sobre todo con un grupo humano notable, donde siempre nos acompañó la unión, la humildad, el compromiso por el trabajo y el humor, en cada situación vivida. El tiempo compartido con ese equipo duró dos años, pero siento que hasta el día de hoy representó y representa muchos aprendizajes en mi vida profesional y construcción de mi identidad laboral.

¿Qué información general podrías brindar de los EM que trabajan en UTU hoy?

Las experiencias son muy diversas ya que muchos compañeros, en su mayoría colegas, tanto en el interior como en Montevideo, trabajan solos.

Hay quienes han logrado conformar un equipo de trabajo con otros actores institucionales; adscriptos, docentes integrantes del equipo de Dirección. La oferta educativa de UTU ha crecido notoriamente desde el 2008 a la fecha, con más centros y propuestas curriculares, y dada la gran demanda surge esta modalidad como otra opción de trabajo en equipo.

Por otro lado nos encontramos los que tenemos la oportunidad de conformar duplas con otro colega o Trabajador Social. Diría que en general los compañeros valoran muchísimo el trabajar en equipo, acompañados, lo cual representa una fortaleza para el trabajo que hacemos y su complejidad.

La mayoría nos conocemos hace muchos años, lo cual es una ventaja a la hora de saber qué trabajo o proyecto podemos hacer y con quien, acorde a las características de cada uno, preferencias, disponibilidad y especializaciones.

Algo que estuvo muy bueno fue la incorporación de nuevos colegas y una Trabajadora Social en el último concurso del 2014, aportó energía positiva, intercambio de saberes y experiencias renovadoras a los EM.

¿Cómo ha sido la mirada institucional de los EM del CETP a lo largo de estos años?

Al establecer contacto con la Direcciones que cuentan con la presencia de EM en su centro, la visión en general es de aprobación y valoración de la tarea, en los procesos de fortalecimiento de la inclusión educativa, adecuaciones curriculares y resolución de conflictos.

En los últimos años, se nuclearon en UTU un mayor número de alumnos con situaciones de vulnerabilidad psicosocial y el rol del EM es sumamente oportuno y necesario cada vez más.

También ha sido sumamente importante nuestro trabajo con los Equipos de Dirección e Inspecciones Regionales, con Adscriptos, así como el acompañamiento a los docentes, donde ya de por sí su trabajo es sumamente solitario en el aula, con los cuales nos enriquecemos y aprendemos todo el tiempo.

Creo que a lo largo de los años fuimos reconstruyendo nuestro espacio institucional, donde nuestros aportes en materia de prevención en salud y promoción de convivencia, la elaboración de diversos protocolos de intervención y participación en varias actividades, con toda la comunidad educativa, se hicieron visibles en los resultados alcanzados en todo el país.

 

 

¿Cuál es el encuadre de trabajo?

Nos posicionamos desde la perspectiva sistémica en donde los problemas no son individuales, sino que responden a determinadas estructuras o sistemas en el cual el alumno es el portavoz de lo que está pasando. También, para la búsqueda de soluciones, la respuesta es sistémica involucrando a todos los actores institucionales que forman parte del centro educativo, incluida la familia y las redes. Nuestro rol es fundamental como articuladores en el abordaje del problema y la búsqueda compartida y responsable de soluciones.

¿Cuáles serían las mayores dificultades encontradas?

Me parece muy oportuno citar a Bauman (2000) que hace referencia a la modernidad líquida con un ritmo difícil de acompasar para apropiarnos de la misma, dejando a los sujetos con escasas herramientas para consolidarse, identificarse y avanzar en su cotidianidad. Es tal cual lo que se pone de manifiesto en el trabajo multidisciplinario; diariamente se van presentando distintas situaciones, desafíos nuevos, donde a lo que acontecía ayer, hoy se suman cosas nuevas y distintas a las de mañana, con la misma cantidad de técnicos para dar respuesta. Nos lleva a pensar en una situación de permanente movimiento y cambio que genera un desgaste en el cual la disponibilidad emocional de todos, y el compromiso, siempre están en juego, sumado a que es de público conocimiento que el reconocimiento salarial acorde, permanece aún en el debe, en las políticas educativas, por la tarea técnica que realizamos.

Cuál sería tu opinión de por qué fracasan los EM ?

Así como el éxito de los EM es multifactorial, del mismo modo se entiende el fracaso. Dependerá del conocimiento que cada uno tenga de su disciplina en el contexto grupal e institucional. También jugará un lugar importante lo que represente para cada miembro el trabajar, en este caso, en la educación. Están presentes factores funcionales, éticos, morales, psicológicos, sociales y culturales, no solo con la comunidad que trabajamos sino en nosotros mismos. Cuando se perpetúan en el tiempo conflictos que no logran resolverse. Cuando entre los miembros comienza a existir rivalidad, desconfianza, egocentrismo, omnipotencia, descalificaciones, situaciones extremas de violencia y acoso laboral, el fracaso del funcionamiento de los EM estará asegurado.

Una vez en un centro educativo donde fuimos a realizar una intervención, un Director hacía referencia a la figura de poder que representábamos los psicólogos en la UTU. Más allá de que fue su mirada personal, y sabiendo que además trabajamos con otras disciplinas en los EM, me quedé pensando el lugar que podemos tener en el imaginario del otro y lo cuidadoso que debemos ser para ejercer nuestro rol con la mayor neutralidad, honestidad y ética posible.

¿Cuentan con un espacio de coordinación?

Semanalmente los EM del área Metropolitana y Montevideo acordamos trabajar en el espacio de coordinación. Para muchos de nosotros es vivido como una oportunidad valiosa para colectivizar la práctica, intercambiar material teórico, elaborar estrategias de intervención y comunicarnos con otros referentes institucionales. Es de destacar que con los EM del interior del país son escasas las posibilidades de reunirnos por motivos presupuestales. Cuando se logran concretar las mismas, nos nutrimos de experiencias sumamente interesantes y nos quedamos con ganas de aprender más de los compañeros. Hay quienes están realizando en los EM del interior actividades de investigación del vínculo docente–estudiante, actividades de fortalecimiento con el contexto comunitario y excelente la intervención de las compañeras que estuvieron trabajando en Dolores luego del tornado.

Frente al valor que le otorgamos al encuentro nacional multidisciplinario, reconocemos que está en nosotros el apropiarnos aún más de las herramientas tecnológicas con las que cuenta nuestro subsistema, como ser el uso de la video conferencia.

Por otro lado siento que como EM hemos podido crecer y acompañar los cambios educativos del sistema, participando en varios espacios institucionales, escuchando y siendo escuchados, compartiendo el trabajo con las distintas disciplinas, construyendo saberes, reforzando puentes y abiertos para lo que vendrá desde el denominador común que es trabajar con los principales protagonistas: los estudiantes.

Andrea Coppola Zícari

Andrea Coppola Zícari

Lic. en Psicología. Integrante de Equipos Multidisciplinarios del CETP UTU. Formadora del Departamento de Formación de CODICEN. Integrante de la Red de Psicólogos de la Coordinadora de Psicólogos del Uruguay. Psicóloga Educacional. PsicoterapeutaSistémica
Andrea Coppola Zícari

Comentarios

comentarios

Post Comment

*