Arteterapia: caudal de emociones e imágenes en movimiento

Arteterapia: caudal de emociones e imágenes en movimiento
Foto: Unsplash

Por Andrea Coppola Zícari

Es miércoles, llegó la hora del “taller de Arteterapia”, que representa no solo una oportunidad de formación, sino un camino para descubrir y redescubrir aquellas habilidades olvidadas de una etapa muy temprana de mi vida y un camino, entre otros, para sanar. Aprendo, disfruto, creo, comparto, recreo y me sorprendo de las imágenes que habitan en mí interior…

La capacidad de crear encierra muchos simbolismos, para Sigmund Freud es el “equilibrio entre el principio de realidad y el principio de placer, que hace posible la aventura artística”.

El requisito es no saber hacer las cosas de antemano, no hacer para otros, sino encontrarnos con nuestro universo colmado de contenidos personales que al finalizar la obra, solo importa “cómo nos sentimos haciendo”.

El proceso es más importante que el resultado. Este enfoque permite varias miradas que distan del enjuiciamiento crítico y de su análisis interpretativo, habilitando la libertad de expresión. En ese sentido, Sara Paín propone no interpretar sino “dar significado”.

Luego, a la hora de hacer, se conjugan varios aspectos:

La representación y la creatividad combinadas, brindan un resultado que no existiría sin el sujeto. De este modo busca la imagen y la realiza, lo que conlleva al proceso de elaboración. Este planteo de Sara Paín y G. Jarrau responsabiliza al sujeto de la organización de las partes del dibujo, que no tiene un significado por sí mismo, sino que depende del orden, generando un movimiento “del no sentido al sentido”, denominado “Código Morfológico”.

Así mismo nos encontramos con el “Código Simbólico” que responde a la cultura, los grupos y la clase social del sujeto. También hay un “Código Subjetivo” que responde al estilo personal.

Al decir de Juan C. Carrasco; todo fenómeno de expresión es también un fenómeno de comunicación, acompañado por nuestro cuerpo en las distintas técnicas empleadas. Este paradigma se complementa con el de Lacan quien refiere a que toda imagen de objeto contiene la imagen del propio cuerpo.

La figura entonces equivale a la palabra y ahí su riqueza. Forma parte de la comunicación no verbal.

En la misma línea, Fidel Moccio refiere a la expresión como un camino hacia la armonía entre el pensamiento, sentimiento y acción. A través de las actividades de expresión el individuo tiene acceso a su interior y lo puede comunicar.

Por otro lado, en los diversos encuentros en Arteterapia, existe la posibilidad de participar en la preparación del taller. Si la dinámica es de pintura, los participantes organizamos la mesa; la mesa paleta. Dada las características del salón de clase muchas veces nos permitió hacer un paralelismo con el encuadre de trabajo de Aldo Stern, por sus condiciones de encierro, donde se resguarda la intimidad y nos remite a la vida intrauterina, según sus manifestaciones. Con respecto a la función de la mesa paleta que hace manifestación también el autor, fueron surgiendo en cada instancia práctica, el compañerismo, confianza, solidaridad, tolerancia y respeto, necesarios para la actividad de expresión.

Al emplear las pinturas vinílicas tenemos la posibilidad nosotros mismos de hacer las pinturas, a partir de los colores primarios y acercarnos a la magia que encierra la creación de cada color nuevo. En alguna ocasión, al no recordar la fórmula exacta de determinados colores originales, fueron saliendo otros, que pasaron a ser parte de la gama cromática.

Con el correr de las clases, se va definiendo nuestro estilo personal y así lo siento; entre el juego con las figuras geométricas que me brindan seguridad y confianza y los colores vivos que me recuerdan lo placentero de la tarea y de la vida misma.

Vivimos en un mundo contradictorio, donde a pesar del avance de la tecnología y sus alcances, cada día encontramos más dificultades para comunicarnos y propiciar el contacto corporal.

La violencia y exclusión social se hacen eco día a día en la sociedad a la que pertenecemos. La palabra va perdiendo fuerza y no es suficiente para lograr los resultados esperados.

Es entonces que el espacio de Arteterapia podría estar dentro de los caminos para aliviar el dolor, promover la convivencia saludable y aprender otra forma de transitar en el mundo.

_______________

Bibliografía:

  • Carrasco, J.C Fernández,  M., Y. 1969. “Método de psicoterapia dinámico-expresiva en grupo”, trabajo presentado en las Primeras Jornadas Uruguayas de Psicología, 1960, Revista A.U.P.P.E, Montevideo.
  • Carrasco, J.C. 1997. “Dialéctica entre figura y forma”, en Creatividad , Editorial Roca Viva, Montevideo.
  • Moccio, F.1990 “El taller de terapias expresivas”. Paidós, Bs. As.
  • Paín, S. Jarreau, G. 1995. “Una psicoterapia por el arte”. Nueva Visión, Buenos Aires.
  • Stern, A. 1977. “La expresión”. Ediciones  Promoción Cultural, S.A., Barcelon.

Andrea Coppola Zícari

Andrea Coppola Zícari

Lic. en Psicología. Integrante de Equipos Multidisciplinarios del CETP UTU. Formadora del Departamento de Formación de CODICEN. Integrante de la Red de Psicólogos de la Coordinadora de Psicólogos del Uruguay. Psicóloga Educacional. PsicoterapeutaSistémica
Andrea Coppola Zícari

Comentarios

comentarios

Post Comment

*